X Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí

CóMO FUNCIONA UNA IMPRESORA LáSER A COLOR

Volver a inicio CóMO FUNCIONA UNA IMPRESORA LáSER A COLOR

La impresión láser fue inventada en los años 70 por Gary Starkweather, y en muy pocos años se convirtió en una tecnología al alcance de todo el mundo. En el año 1977 ya era comercializada tal y como la conocemos en la actualidad, y todavía hoy sigue siendo el mejor sistema para realizar impresiones a pequeña escala, siendo también muy eficaz para impresiones comerciales a gran tamaño. Si te has preguntado cómo funciona una impresora láser a color, en este post repasamos su funcionamiento de manera sencilla.

 

Cómo funciona una impresora láser a color, técnica básica

 

El principal componente que debemos conocer a la hora de entender cómo funciona una impresora láser a color es el dispositivo central fotosensible, se trata de un cilindro o tambor fotoreceptor que es capaz de descargar su contenido por medio del efecto de la luz. Cuando la impresora recibe la orden de imprimir, el cilindro central se carga de manera positiva por medio de una corriente eléctrica que recorre un filamento, y que finalmente se regula a través de una rejilla, este dispositivo es conocido como corona de carga, una vez que la corona de carga ha recibido la señal, el cilindro gira a la misma velocidad que un rayo emitido por láser, que se origina en la unidad láser de la impresora. La función del láser es compensar el cilindro por medio de pequeñas descargas negativas, generándose de esta manera una imagen electroestática referente al documento que queremos imprimir.

 

Una vez se produce la carga tanto positiva como negativa del cilindro, es cubierto por un polvo con carga positiva que se adhiere exclusivamente al reflejo negativo del cilindro, debido a que las cargas contrarias se atraen. El tambor o cilindro ya contiene de esta manera la imagen previa.

 

Una carga negativa mayor que la que contiene el cilindro permite que la imagen fijada anteriormente se traspase al papel, este proceso se realiza por medio de la corona de transferencia. A continuación el tóner presente en el papel se adhiere por medio de dos rodillos, que permiten que la tinta seca quede fijada por medio del calor, este es el último paso de la impresión, quedando así la imagen fijada en el papel.

 

Existe un último paso en el que el tóner restante se limpia por medio de una lámina plástica, y un haz de luz limpia de cargas el cilindro, de esta manera la impresora queda totalmente preparada para las impresiones siguientes.

 

Este es el proceso que explica cómo funciona una impresora láser a color, se trata de una técnica presente en la mayoría de los trabajos de impresión que se realizan a diario, y que por lo tanto conviene conocer.

 

close
Carro de compra
Su carrito está vacío
empty

Aún no tienes productos en el carrito

close
Su producto se ha agregado correctamente al carrito.
close
Iniciar Sesión
close
close
¡Gracias por suscribirte!
close
POLÍTICA DE PRIVACIDAD