X Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí

NEUROMARKETING VISUAL APLICADO A LA CARTELERíA PUBLICITARIA

Volver a inicio NEUROMARKETING VISUAL APLICADO A LA CARTELERíA PUBLICITARIA

El neuromarketing es el futuro de la publicidad. Estudiar el comportamiento cerebral de un consumidor ante un proceso de comunicación publicitaria es fundamental, si queremos que nuestro mensaje llegue de forma efectiva. En este post repasamos los efectos del neuromarketing visual y analizamos cómo trabaja el cerebro ante lo que percibe la vista.

Qué es el neuromarketing visual

El neuromarketing visual se basa en aquella información que percibimos con la vista, y cómo afecta a la toma de decisiones del consumidor. Las imágenes llegan de forma inmediata y directa al cerebro, de ahí que sea el canal más eficaz, las imágenes, ya sean en una pantalla de televisión, en un cartel gráfico o de cualquier otra forma, atraen la atención del público y fijan el mensaje a la memoria mejor que otros canales como el auditivo o el kinésico, si manejamos los principios del neuromarketing visual estaremos optimizando nuestra comunicación publicitaria.

Consejos para potenciar la comunicación de nuestra cartelería

Los carteles se leen en orden, esto quiere decir que la vista suele recorrer un camino estandarizado al ver un cartel, en lugar de fijarse en la gráfica de manera aleatoria.

Lo primero que percibe el sentido de la vista es la parte superior central, por eso deberíamos incluir el gancho del anuncio en esta zona, una imagen que capte la atención. A continuación la vista hace un recorrido que comienza en la parte superior izquierda y sigue hasta la parte superior derecha, para seguir en diagonal hasta la parte inferior izquierda y acabar en la parte inferior derecha, donde debería situarse la parte informativa del cartel.

En función de este recorrido visual deberías organizar los elementos de tus campañas gráficas, pero hay más.

La saturación de imágenes hace que se pierda la atención, y por lo tanto el interés. Una imagen publicitaria debe contar o sugerir una historia, pero debe hacerlo a través de una imagen clara y concisa.

Con el contenido debemos actuar igual, el logos de nuestro anuncio debe explicar de forma muy breve alguna información especialmente relevante. Hasta hace un par de décadas, era común incluir en las campañas gráficas varios párrafos explicando las bondades del producto, ahora se opta por la parte puramente visual, apelando más a emociones que a razones lógicas, y se ha demostrado que la publicidad es mucho más efectiva.

Estos son los principales fundamentos del neuromarketing visual, si quieres llegar al público de forma efectiva aplica estos consejos a tus campañas gráficas.

  

 

 

Post Relacionados

close
Carro de compra
Su carrito está vacío
empty

Aún no tienes productos en el carrito

close
Su producto se ha agregado correctamente al carrito.
close
Iniciar Sesión
close
close
¡Gracias por suscribirte!
close
POLÍTICA DE PRIVACIDAD