X Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí

HISTORIA DE LA IMPRESIóN DESDE SUS INICIOS HASTA AHORA

Volver a inicio HISTORIA DE LA IMPRESIóN DESDE SUS INICIOS HASTA AHORA

 

La impresión, el proceso de reproducción de textos e imágenes, tiene una larga historia a sus espaldas. ¿Te gustaría conocerla? En este post te contamos, de forma resumida, los principales hitos de la historia de la impresión desde sus inicios.

 

Historia de la impresión

 

La evidencia más temprana documentada de impresión data del segundo siglo, cuando los antiguos chinos comenzaron a usar bloques de madera para transferir imágenes de flores de seda. Alrededor del cuarto siglo en el Egipto romano se practicaba la impresión en paño con bloques de madera.

 

Los chinos comenzaron con la impresión en papel en el siglo VII, y en el 868 se creó el Sutra del Diamante, el primer libro impreso completo. El primer sistema de impresión con tipos móviles fue inventado por Pi Sheng en China alrededor del 1040. Este dispositivo de impresión utilizaba piezas metálicas movibles para producir impresiones, lo que hacía el proceso de impresión más eficiente y flexible.  En el siglo XIII, los coreanos crearon un dispositivo de impresión móvil con tipos de metal, que aplicaban el método encasillamiento que se utilizó en la fundición de monedas.

 

La llegada de Gutenberg

 

Antes de Gutenberg, la impresión fue bastante limitada en el número de ediciones y tenía fines casi exclusivamente decorativos.

Johannes Gutenberg era un artesano e inventor alemán que inventó una innovadora máquina de impresión de prensa que utilizaba tipos móviles. En 1452, Gutenberg comenzó a imprimir su proyecto más famoso, la Biblia de Gutenberg. La imprenta de Gutenberg fue el estándar hasta el siglo XX.

 

Sin embargo, como la demanda de material impreso aumentó con el tiempo, había una necesidad de una imprenta que podría producir impresiones de mayor calidad a un ritmo más rápido. En el año 1800, Earl Stanhope de Inglaterra inventó una imprenta de hierro fundido que era capaz de producir impresiones más limpias y vivas.

 

Hoy en día, la impresión se realiza principalmente con ordenadores y las impresoras modernas pueden producir impresiones a un ritmo mucho más rápido que los que se utilizaron en el pasado. Ahora se puede imprimir más en un solo segundo que en un año durante el siglo XV. La historia de la impresión no ha acabado, ni mucho menos. La impresión digital está ganando terreno frente a la impresión litográfica. Qué formas digitales dominarán en el futuro es un poco más difícil de predecir: tinta electrónica, tóner o inyección de tinta, hay diversas razones para apoyar a cualquiera de ellos como la opción preferida, dependiendo de la aplicación.

 

close
Carro de compra
Su carrito está vacío
empty

Aún no tienes productos en el carrito

close
Su producto se ha agregado correctamente al carrito.
close
Iniciar Sesión
close
close
¡Gracias por suscribirte!
close
POLÍTICA DE PRIVACIDAD