logo

Ejemplos de neuromárketing aplicados al packaging

Volver a inicioEjemplos de neuromárketing aplicados al packaging


El neuromárketing es, actualmente, un recurso fundamental de la mercadotecnia. Recurrir al neuromárketing para publicitar productos y servicios es mucho más que una moda, se trata de un proceso muy efectivo, además, existen multitud de ejemplos de neuromárketing que podemos aplicar a todo tipo de campañas. 

En relación con el embalaje, el packaging es uno de los aspectos más importantes. La mayoría de las decisiones de compra las tomamos en el punto de venta, por eso es importante determinar las cualidades de nuestro packaging en base a los principios de neuromárketing, partiendo de la identificación de nuestros públicos objetivos. 

Qué es el neuromárketing

En este post puedes encontrar información acerca de la aplicación del neuromárketing a la publicidad en general, pero básicamente, el neuromárketing es una técnica comercial en la que se aplica la base teórica de las neurociencias. 

Lo que conseguimos aplicando el neuromárketing es llamar la atención del público, de una manera en la que favorecemos la intención de compra. Nuestra intención no es solo destacar sobre la competencia, sino hacer que nuestros productos o servicios sean atractivos, en base a la identificación de perfiles de compradores potenciales.

La importancia de los públicos en el neuromárketing

Antes de centrarnos en la aplicación de las técnicas de neuromárketing en el diseño de envases, conviene recordar la importancia del estudio de mercado.

Los estudios de mercado nos ofrecen perfiles medios, que podemos identificar con las personas que van a adquirir nuestros productos de forma predominante. Una vez identificados nuestros públicos, podemos aplicar las técnicas de neuromárketing adecuadas para contactar con ellos, y reforzar las ventas de nuestros productos. 

Ejemplos de neuromárketing en estrategias de packaging

El diseño de packaging para generar más venta es un recurso muy utilizado por todo tipo de empresas. Actualmente ya existen muchas técnicas diferentes que nos permiten realzar la presencia de nuestros productos, y por tanto, aumentar sus ventas. A continuación analizamos algunos ejemplos de neuromárketing de envase, con técnicas concretas.

Diseños diferentes, crea otros puntos de vista

Cada producto tiene un envase estándar, la leche se asocia al bloque de tetra brick, los bombones a las cajas planas y rectangulares o los teléfonos móviles con embalajes rectangulares, que se adaptan a medida a las dimensiones del terminal.

Si quieres empezar a utilizar el neuromárketing de una forma diferente y muy eficaz, cambia el diseño establecido por un embalaje nuevo, a partir de una forma diferente. Una persona que perciba un embalaje con una forma diferente a la estándar va a fijar su atención, al menos durante unos segundos, en tu producto. Ten en cuenta que el estudio de mercado previo te va a decir si tu perfil tipo de cliente va a aceptar este tipo de cambios, o si los va a rechazar. 

Las emociones como base del embalaje

¿Puede emocionar un packaging?, sí, la clave es cómo hacerlo. Con emoción no nos referimos a hacer soltar una lágrima a nuestro público, sino a despertar una emoción concreta que le haga reaccionar. 

Una solución muy eficaz en este sentido son los embalajes de estilo retro. En este caso vamos a basarnos en el embalaje del producto en una fecha en la que nuestro público objetivo era más joven, trasladando ese diseño a la actualidad vamos a ser capaces de llegar a esa emoción que queremos cambiar. 

Los colores atraen

Sí los colores atraen, pero también crean rechazo, así que es muy importante escoger la gama de colores de nuestro packaging de forma adecuada. 

No existe una tabla de colores adecuados y no adecuados para el embalaje, los colores dependen del producto, por ejemplo, el azul es adecuado para productos relacionados con la limpieza, pero es poco recomendable para productos alimenticios. 

Elegir los colores apropiados para el packaging es fundamental, además debemos conseguir que el público identifique rápidamente estos colores con nuestra marca. 

Define los aromas de tu packaging

Uno de los factores que ha introducido el neuromárketing en las decisiones comerciales es el aroma. En este caso no solo nos referimos a asociar un olor con un espacio comercial, sino también con un producto o una marca.

Todos los envases tienen un olor, a pesar de que en muchos casos no nos damos cuenta. Elegir un aroma determinado para un embalaje comercial va a suponer una ventaja para llegar al público. 

Tu diseño de packaging a medida con ClickPrinting

En ClickPrinting te ofrecemos el mejor servicio de creación y distribución de embalajes comerciales. Nos encargamos de hacer realidad tu diseño de packaging, tanto si buscas una serie limitada, como si necesitas un proceso de fabricación a gran escala.    

Somos especialistas en impresiones gráficas a medida, por eso te garantizamos el mejor proceso de impresión, con el objetivo de ofrecerte los embalajes a medida que necesitan tus productos.