logo

Cómo hacer una tarjeta de visita con éxito

Volver a inicioCómo hacer una tarjeta de visita con éxito


En el mundo de los negocios las tarjetas de visita son un elemento tan esencial como efectivo. Son el primer contacto para dar a conocer tu marca y por ello es importante crearlas con un buen diseño para que capten la atención de tus clientes potenciales. Pero… ¿Cómo se hace una tarjeta de visita con éxito? ¡Te lo contamos! 

Qué tienes que saber para crear tu tarjeta de visita

Las tarjetas de visitas llegaron al mundo de los negocios para quedarse. Son una herramienta de comunicación muy útil para dar a conocer tu marca, tus servicios y hacer contactos. De hecho, a día de hoy, un networking no se entiende sin llevar tus tarjetas de visita preparadas para repartirlas entre aquellos que te interesen. 

Al ser un elemento de comunicación corporativa e imagen de marca, debes pensar muy bien cómo vas a hacer tu tarjeta de visita profesional. Ten en cuenta que, ante todo, su diseño debe transmitir los valores, la filosofía y la personalidad de tu marca. 

Por tanto, debe ir acorde con todos los elementos y factores que la rodean, así como la forma que tiene la marca de comunicarse tanto con su público objetivo como con sus partners. 

Además de transmitir lo mismo que comunica tu negocio, también debe contar con un diseño atractivo, claro y eficaz, para que la persona que la haya recogido recuerde quién se la entregó o el momento en que la cogió. 

Cómo hacer una tarjeta de visita profesional

Para hacer una tarjeta de visita profesional atractiva y eficaz, primero tienes que tener en cuenta qué elementos debes incluir en ella. Una vez que tengas claros los datos y cómo organizarlos claramente, pasarás a la creatividad del diseño. 

Veamos qué datos no pueden faltar en tu tarjeta de visita profesional: 

- Nombre del negocio. 

- Tu cargo y tu nombre. 

- Contacto: teléfono y correo electrónico. 

- Página web y una cuenta de red social. Aquí cobra más importancia la página web que, por ejemplo, una cuenta de Instagram. No obstante, hay muchos negocios donde prima enormemente la imagen y en los que las redes sociales cobran una gran importancia para darte a conocer y promocionar tu marca. Es el caso del sector del diseño de interiores o estudios de tatuajes. Así, nuestro consejo es que si tu negocio tiene mucha actividad en redes sociales, hagas lo posible para hacer un hueco a tu perfil a la hora de diseñar tu tarjeta. 

- Dirección, en caso de que la tengas.

Según tus necesidades, puedes deshacerte de alguno de los datos siempre y cuando no sea el nombre de la empresa, tu nombre y apellidos, cargo, teléfono móvil y correo. Ten en cuenta que tu marca debe ser el centro del diseño de tu tarjeta de visita profesional. Por tanto, por un lado irá el diseño con el logo de la empresa y en el reverso el resto de datos, normalmente.

De hecho, un truco para poner más texto es incluir el nombre de la empresa introduciendo el diseño de tu logotipo y jugar con él sin que pierda su identidad. Así puedes incluir más texto sin que quede saturado y añadir tus cuentas de redes sociales. 

Otro consejo que podemos darte es que utilices los recursos que te brinda el entorno digital. Por ejemplo, si tienes un portfolio muy atractivo, quieres resaltar alguno de tus servicios en concreto o cualquier otra información destacable, ¿por qué no incluir un código QR que lleve al contenido que te interesa? De esta forma, la persona que recoja la tarjeta puede ver todo lo que quieras en el momento de cogerla con tan solo introducir el código QR desde su móvil sin tener que buscar nada.

El texto y el papel

Cómo ya hemos mencionado, es importante que el diseño de la tarjeta no esté saturado de mucho texto o de otros elementos. Debe ser clara y concisa para que la información sea recibida correctamente por la persona a la que se la entregas. 

Otro punto fuerte a la hora de diseñar tus tarjetas es el papel en el que irán impresas. Existen varias alternativas y lo mejor que puedes hacer es pensar qué le gustará a tu audiencia y si va acorde con los valores de tu marca. 

Por ejemplo, si eres un negocio de energías renovables y sostenibles, ¿no crees que sería una buena idea imprimir tarjetas de visita ecológicas con papel reciclado? 

Colores que puedes incluir en tu tarjeta de visita

Como decíamos al principio, tu tarjeta de visita profesional debe ir acorde a la imagen corporativa de tu marca para ser consecuente con sus valores y su forma de comunicarse. Así que te recomendamos que utilices los mismos colores corporativos, como también la misma tipografía que identifica a tu marca. 

Ideas para diseñar una tarjeta de visita

Una vez que tengas claros los elementos y el contenido que tienes que incluir en tu tarjeta de visita y hayas reflexionado lo suficiente sobre a qué personas se las vas a dar y en qué contexto, toca ponerse con su diseño. 

Dependiendo de tu creatividad puedes jugar más o menos. Pero siempre tendrás que tener en mente el objetivo de la tarjeta, que es ganarte a tu audiencia. 

Aquí puedes conocer algunas claves del diseño de tarjetas de visita que te vendrán muy bien para organizar los elementos dentro de la misma y hacer realidad tu proyecto. 

Y si tienes algunas complicaciones para liberar tu creatividad, siempre puedes recurrir a herramientas digitales gratuitas de diseño que ofrecen plantillas de tarjetas de visita que puedes reinventar para hacerlas totalmente originales y atractivas. 

Existen múltiples diseños con los que puedes crear tus tarjetas. Y gracias a los avances en impresión digital, hoy se pueden hacer realidad muchas ideas creativas. 

Por ejemplo, hay una tendencia que suele gustar bastante y es imprimir los elementos en relieve. Como también podemos encontrarnos con tarjetas de visita translúcidas, en diferentes formas, recortables, con elementos añadidos o incluso tarjetas sello. 

Al fin y al cabo se trata de dar rienda suelta a tu creatividad. Y una vez que hayas creado tu tarjeta de visita profesional, en ClickPrinting nos encargaremos de hacer tu proyecto realidad gracias a nuestra gran experiencia en impresión digital.